Standuperos contra comediantes

Stand up contra comediantes tradicionales en México

*Quién es mejor?                  *Diferencia entre la manera de divertir 

Es un standupero comediante?

Recuerdo cuando en mi infancia esperaba ansiosa el fin de semana para poder sentarme en familia y reírnos con los chistes del programa “Humor es… Los Comediantes”.

En este programa desfilaban los comediantes más conocidos de la época, Jo Jo Jorge Falcón, El Norteño, Teo González, Toni Balardi, Jorge Ortiz de Pinedo, Carlos Espejel, Lalo “El Mimo”, Chabelo, Evelio con V Chica, El Costeño, Memo Ríos, Tony Flores, Jaime Rubiel, entre otros.

“¿Sabes cuándo las pompis se vuelven pan? Cuando las donas, ¿Sabes cuándo las pompis se vuelven fruta? Cuando las pasas, ¿y sabes cuándo pierdes las pompis? Cuando las prestas”, este era uno de los tantos chistes que cada fin de semana contaban en este programa de comedia, chistes simples, que cualquier comediante podría repetir dándole su toque personal o incluso, el mismo espectador podía contar en alguna reunión y seguramente sacaría más de una carcajada.

Esto era la tradicional comedia mexicana que perduró por una buena cantidad de años, hasta que en 2008, Héctor Suárez Gomís presentó “El pelón en sus tiempos de cólera”, show que fue considerado el primer stand up en México.

A partir de ahí, el stand up comenzó a tener mayor presencia en el país que poco a poco se fue olvidando de los sketches y chistes con albures mexicanos.

¿En qué consiste el stand up?

Cuando escuchamos rutinas del stand up actual inevitablemente recordamos el famoso “¡¿Quieren monologue?!” de Adal Ramones, pero ¿Cuál es la diferencia del monologo a la nueva técnica del stand up?

El monologo es aquella rutina cómica que toma una situación en específico, ya sea un hecho noticioso o alguna situación de la época, y le agrega comentarios chuscos sin la necesidad de interactuar con el público.

En cambio, el stand up retoma hechos de la vida diaria que son graciosos y el standupero tiene una comunicación directa con el público, interactúa con este y hace que sus oyentes se identifiquen con sus anécdotas.

Auge del stand up en México

El stand up ha tenido demasiado auge en México, ya que es una manera en que el standupero platica aspectos personales de su día a día, pero les agrega un toque de humor, además que en su rutina cómica se agregan críticas, sociales y /o políticas.

Este tipo de rutina deja de lado el tipo de comedia “chiste por chiste”, algunos lo llaman “comedia de autor” porque difícilmente encontrarás dos shows parecidos, ya que cada humorista desarrolla de manera distinta la situación y el dialogo que establece con su público.

“Damas y caballeros, hace tiempo intenté cometer suicidio y como pueden ver pues no funcionó, me dije ‘me voy a chingar este frasco entero de pastillas, ¡chingue a su madre!´, pero el error es que era un frasco entero de antibióticos y ahora mi expectativa de vida supera los 180 años de vida para mi mala fortuna” este es un fragmento de uno de los mejores standuperos de México en la actualidad: Carlos Ballarta. 

Ballarta hace gala de su humor negro y políticamente incorrecto, su personalidad ágil, divertida e inteligente, junto con él hay un gran número de standuperos que hacen que el género en México se coloque en la preferencia del público latino, por ejemplo, Franco Escamilla, Sofía Niño de Rivera, Daniel Sosa, Ricardo O’Farril, Alex Fernández, Alexis de Anda, Mau Nieto, entre otros.

En el caso de Franco Escamilla muchos se han atrevido a compararlo con el comediante Polo Polo, debido a que es de los pocos standuperos que se ha presentado en el Auditorio Nacional, además de ser el primer standupero mexicano en exhibir su trabajo en cines mexicanos.

¿Quién es mejor, el cuentachistes o el standupero?

El eterno debate en el mundo de la comedia actual, algunos comediantes de la vieja escuela aseguran que han intentado ingresar al mundo del stand up sin éxito porque a su público no les gusta, por otro lado hay quienes arremeten directamente contra el stand up y lo acusan de vulgar, grosero, clasista o discriminatorio.

Situación que también es señalada por los mismos standuperos quienes acusan a distintos colegas de abusar de la jerga mexicana, especialmente de las groserías, en lugar de buscar originalidad en sus rutinas para hacer reír.

Algo que bien podría ser cierto, ya que hasta la fecha el stand up no ha tenido presencia en la televisión abierta, pero por el contrario es la carta fuerte de canales de paga como Comedy Central.

A pesar del eterno dilema, el stand up en México es un género que aún se encuentra en pañales, pues apenas tiene una década de presencia en el país, y muchos comediantes de este género esperan que poco a poco se profesionalice este tipo de comedia para llevar al público más show stand up de verdadera calidad.

Leave a Reply