audiencia actual

El humor de la television ha cambiado

Los tiempos cambian y todo cambia. La audiencia actual y el humor en la television por tanto, han cambiado: desafortunadamente más para mal.

Conectar con uno mismo y darse cuenta de las maravillosas cosas que nos rodean es un buen inicio para desconectarse de los aparatos audiovisuales, en específico de la televisión.

Tendemos a relajarnos, llegar a casa y ver un programa de televisión con la familia, para desconectarse muchas veces de aquel murmullo en nuestra cabeza que dice, “aún está pendiente pagar la luz, lavar la ropa”. Cosas como esas que mortifican a algunos adultos; sin embargo, si un día llegamos a casa y solo abrazamos a nuestros seres queridos y decimos “todo está bien”, tal vez ya no sería necesario distraernos con contenidos morbosos que lejos de educar a nuestros hijos, entorpecen su mente para imaginar y crear cosas fabulosas.

Desde el inicio de la creación de la televisión las familias se reunían para ver algún programa en especial, como llegó después de la radio, las personas se reunían para ver a su cantante favorito, posteriormente su contenido fue de películas, musicales, noticias y por supuesto novelas. 

En la actualidad los contenidos se diversificaron y también los canales, teniendo programas de los más variados, para jóvenes, adultos, ancianos y sobre todo existe un canal ¡Síii un canal! Enfocado en los niños, donde se transmiten caricaturas y programas infantiles y por su puesto comerciales de golosinas, dulces, juguetes y artículos en general que los niños pueden solicitar a sus padres. 

Qué preocupados están los dueños de televisoras por entretener a nuestros hijos, sabiendo que los adultos requieren distraerlos en lo que realizan sus tareas y labores. 

el humor en la television ha cambiado

Las Televisoras conocen las necesidades de los televidentes y los manejan

Las compañías de televisión tienen una impresionante forma de ir midiendo su audiencia y profesionales en psicología que conocen perfectamente su audiencia y los controlan a su gusto y para sus propias necesidades.

Desde la niñez, van creando a su audiencia, la van moldeando con sus programas que lo único que buscan es satisfacer a sus clientes que pagan cantidades estratosféricas por mantener cautivos a sus futuros clientes.

Desde los programas infantiles, les meten personajes que les “vendan” el producto que ellos necesitan vender. NI qué decir de los programas de futból que tienen a las masas atentos a lo que unos jugadores estrella hagan. No importa si lo hacen mal, son las estrellas del deporte.

Por otro lado, están los programas deportivos, regularmente transmitidos los fines de semana, el cual se caracteriza por atraer al público varonil y que entre programa y programa vemos comerciales de cigarros, cerveza, alcohol, artículos para autos, y eso sí también chicas jóvenes con pocos atuendos, para captar la mirada de los varones.

Todo ello muy bien planeado para que los receptores estén cómodos desde su sofá viendo un buen partido de fútbol, basquetbol, americano, box, novela, caricatura, película que lejos de motivarlos a interesarse los unos por los otros, como saber que le preocupa a la mujer o al hombre, qué dificultades tienen los jóvenes en la escuela o que presupuesto destinar para la educación o vacaciones. 

También existe un horario de telenovelas que gusta mucho a los adultos, donde el contenido se centra en el drama, regularmente existe un personaje muy pobre que se enfrenta a personajes muy maliciosos que incluso le ponen trampas, mienten y llegan a la violencia, todo ello también en horarios donde los niños andan merodeando por ahí viendo este contenido violento y sexualizado. 

Y la cultura donde ha quedado?

La cultura en la televisión está ausente. Se presenta cada vez que alguien “catalogado por los dueños de los medios” deciden que serán los nuevos “intelectuales”, los que conocen de cultura y de política. Mientras tanto, la verdadera cultura está adormecida. Para qué presentarla si eso les hará perder televidentes que disfruten de la basura que les presentan. Si la audiencia empieza a pensar, les exigirán programas con contenido valioso, ya no podrán manipular a las masas igual, porque si se cultivan, entonces pensarán y exigirán menos basura y más contenido valioso de verdad. Pero lo que quieren las televisoras es audiencia que no piense, que pueda manipular, por eso…la cultura tiene que dejarse atrás.

Lo que hay que hacer es adormecer más a las masas con contenido basura. Darle a la niñez programas con protagonistas ilusorios, tontos, falsos, ridículos y faltos de personalidad que solamente quieren “venderles” su ropa de moda, sus juguetes, etcétera.

Darles a los niños héroes falsos, personajes tontos y “divertidos” para que los imiten y se van creando los mitos falsos para engrandecer a estos personajes que solo van creando una niñez que busque la distracción y las ideas tontas, en lugar de buscar cultivarse y de pensar por sí mismos. Pues los grandes medios no quieren niños que piensen, analicen y mucho menos, que critiquen o demuestren la falta de cultura, porque entonces van a exigir mejor calidad en los programas. Entonces el humor en la televisión tendría que cambiar.

Contenido Basura en la Television, como cambiarlo?

Esos momentos frente al televisor bien pueden ser remplazados por tener una comunicación asertiva con nuestros amigos, o con los hijos o entre las parejas. Ya que en la actualidad las personas se quejan de la falta de tiempo, y es que la realidad tiempo hay y de sobra, solo tenemos que centrarnos en organizar ese tiempo sea eficiente y no convertirlo en una barrera que nos impida pasar momentos de calidad con nosotros mismos o con nuestros seres queridos. 

¿Cómo darnos cuenta del contenido telebasura? Simplemente con ver que no se da un trato digno a las personas o hechos de violencia ya lo hace un programa no apto para ver. 

La audiencia actual y el humor en la televisión

COMO CAMBIARLO?

Interésate más en la educación de tus hijos, en lo que ven en la televisión. Igualmente edúcate, analiza si lo que estás viendo vale la pena tu tiempo, si es contenido valioso o simplemente como todo, un refrito mas o un programa lleno de groserías y personajes falsos, faltos de cultura y que solo buscan adormecer al crítico que llevas dentro.

Empieza analizando lo que tú mismo ves y ayuda a tus familiares, amigos y a tus hijos principalmente, a buscar contenido que te eduque, que te enseñe algo que no sea mas contenido basura. Y si es humor, que este humor sea saludable, positivo. No es necesario tantas groserías para que el humor en la televisión sea bueno. NO necesitamos reirnos de la forma en que el comediante o actor se burla de otros para hacerlos quedar en ridículo. NI necesitamos que digan tantas cosas con tendencia a alguna actitud negativa en nuestros hijos. Recuerda que lo que ven en la televisión, los niños lo imitan, y no solo ellos, también los adultos.

Si ahora existe tanta variedad para distraerte, para pasar un momento con tu familia, ahi están otros medios. Puedes buscar contenido de verdad valioso, con cultura, o por lo menos sin groserías. No elijas basura, elije calidad, no cantidad. Se más selectivo con lo que ves, puesto que eso define tu vida. Si buscar humor en la televisión, también puedes encontrarlo en otros medios. Busca humor sin comentarios racistas, sin groserías, elige humor de calidad. NO necesitas humor que te haga sentir mal, necesitas humor que te libere de malos momentos, por tanto, mereces mejor humor.

Por eso, si te dicen que la audiencia actual y el humor en la television también han cambiado. Elige lo mejor que sea para ti y tu familia, elige contenido de calidad. Evita basura, o mejor: APAGA LA TELEVISION!

Tu mereces vibrar alto, mereces llenar tu mente de cosas positivas y para eso también se requiere de una voluntad donde solo aceptes información que nutra tu mente, que te inspire, donde se fomenten valores, el amor por la naturaleza, ayudar al prójimo, ser leal y perseverar en tus metas.

Te invitamos a suscribirte a nuestro canal de youtube, con videos positivos y contenido valioso.