audiencia actual

Conectar con uno mismo y darse cuenta de las maravillosas cosas que nos rodean es un buen inicio para desconectarse de los aparatos audiovisuales, en específico de la televisión.

Tendemos a relajarnos, llegar a casa y ver un programa de televisión con la familia, para desconectarse muchas veces de aquel murmullo en nuestra cabeza que dice, “aún está pendiente pagar la luz, lavar la ropa”, cosas como esas que mortifican a algunos adultos, sin embargo, si un día llegamos a casa y solo abrazamos a nuestros seres queridos y decimos “todo está bien”, tal vez ya no sería necesario distraernos con contenidos morbosos que lejos de educar a nuestros hijos, entorpecen su mente para imaginar y crear cosas fabulosas.

Desde el inicio de la creación de la televisión las familias se reunían para ver algún programa en especial, como llegó después de la radio, las personas se reunían para ver a su cantante favorito, posteriormente su contenido fue de películas, musicales, noticias y por supuesto novelas. 

En la actualidad los contenidos se diversificaron y también los canales, teniendo programas de los más variados, para jóvenes, adultos, ancianos y sobre todo existe un canal ¡Síii un canal! Enfocado en los niños, donde se transmiten caricaturas y programas infantiles y por su puesto comerciales de golosinas, dulces, juguetes y artículos en general que los niños pueden solicitar a sus padres. 

Qué preocupados están los dueños de televisoras por entretener a nuestros hijos, sabiendo que los adultos requieren distraerlos en lo que realizan sus tareas y labores. 

el humor en la television

También existe un horario de telenovelas que gusta mucho a los adultos, donde el contenido se centra en el drama, regularmente existe un personaje muy pobre que se enfrenta a personajes muy maliciosos que incluso le ponen trampas, mienten y llegan a la violencia, todo ello también en horarios donde los niños andan merodeando por ahí viendo este contenido violento y sexualizado. 

Por otro lado, están los programas deportivos, regularmente transmitidos los fines de semana, el cual se caracteriza por atraer al público varonil y que entre programa y programa vemos comerciales de cigarros, cerveza, alcohol, artículos para autos, y eso sí también chicas jóvenes con pocos atuendos, para captar la mirada de los varones.

Todo ello muy bien planeado para que los receptores estén cómodos desde su sofá viendo un buen partido de fútbol, basquetbol, americano, box, novela, caricatura, película que lejos de motivarlos a interesarse los unos por los otros, como saber que le preocupa a la mujer o al hombre, qué dificultades tienen los jóvenes en la escuela o que presupuesto destinar para la educación o vacaciones. 

Esos momentos frente al televisor bien pueden ser remplazados por tener una comunicación asertiva con nuestros amigos, o con los hijos o entre las parejas. Ya que en la actualidad las personas se quejan de la falta de tiempo, y es que la realidad tiempo hay y de sobra, solo tenemos que centrarnos en organizar ese tiempo sea eficiente y no convertirlo en una barrera que nos impida pasar momentos de calidad con nosotros mismos o con nuestros seres queridos. 

¿Cómo darnos cuenta del contenido telebasura? Simplemente con ver que no sé da un trato digno a las personas o hechos de violencia ya lo hace un programa no apto para ver. 

Tu mereces vibrar alto, mereces llenar tu mente de cosas positivas y para eso también se requiere de una voluntad donde solo aceptes información que nutra tu mente, que te inspire, donde se fomenten valores, el amor por la naturaleza, ayudar al prójimo, ser leal y perseverar en tus metas.

2020-02-07