El Beso y tus besos

El Beso y tus besos

  • Post author:
  • Post category:Stories
  • Reading time:15 mins read

El Beso es sublime, es encantador, inolvidable.

Pero tambien puede ser un beso enceguecedor, liviano, mentiroso y traidor.

Poemas de Amor y Besos

Poema de Pablo Neruda

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.
Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma, 
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.
Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.
Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

El Beso

Poema de Amado Nervo

Yo soñé con un beso, con un beso postrero

en la lívida boca del señor solitario

que desgarra sus carnes sobre el tosco madero

en el nicho más íntimo del vetusto santuario.

Cuando invaden las sombras el tranquilo crucero,

parpadea la llama de la luz del sagrario,

y agitando en el puño su herrumbroso llavero,

se dirige a las puertas del recinto el ostiario.

Con un beso infinito, cual los besos voraces

que se dan los amados en la noche de bodas,

enredando sus cuerpos como lianas tenaces…

Con un beso que fuera mi palladium bendito

para todas las ansias de mi ser, para todas

las caricias bermejas que me ofrece el delito.

Salvador Diaz Miron

Dicen que el nauta que frecuenta el hielo

del yermo boreal, venciendo el frío,

recibe a veces de ignorado cielo

una olorosa ráfaga de estío.

¡Qué beso el de tal hálito de paso!

¡Qué fruición! ¡Qué delicia! ¡Qué embeleso!

¡Sólo un beso de amor produce acaso

mayor placer que semejante beso!

Pues bien, yo experimento a tus miradas

lo que en el polo el peregrino siente,

cuando una de esas brisas perfumadas

va de otro clima a acariciar su frente.

En mi noche invernal, Dios ha querido

que el resplandor de tus pupilas fuera

un efluvio de rosas difundido

en un rayo de sol de primavera.

Son algunos poemas que describen lo profundo que puede ser un beso.

Celebrando al amor, conmemorando algo y/o creando amistades, para todo, en todo momento, quizás encuentres que necesitas…UN BESO!

También si lees esto en Febrero, recuerda que este mes del amor, encuentra novedades aqui.

Inscríbete a nuestro canal de YOUTUBE.

portada la risa magazine

Gustavo Adolfo Becker

No digáis que agotado su tesoro,

de asuntos falta, enmudeció la lira:

podrá no haber poetas; pero siempre

habrá poesía.

Mientras las ondas de la luz al beso

palpiten encendidas;

mientras el sol las desgarradas nubes

de fuego y oro vista;

mientras el aire en su regazo lleve

perfumes y armonías;

mientras haya en el mundo primavera,

¡habrá poesía!

mientras la ciencia a descubrir no alcance

las fuentes de la vida,

y en el mar o en el cielo haya un abismo

que al cálculo resista;

mientras la humanidad siempre avanzando,

no sepa a do camina;

mientras haya un misterio para el hombre,

¡habrá poesía!

mientras sintamos que se alegra el alma

sin que los labios rían;

mientras se llore sin que el llanto acuda

a nublar la pupila;

mientras el corazón y la cabeza

batallando prosigan;

mientras haya esperanzas y recuerdos,

¡habrá poesía!

mientras haya unos ojos que reflejen

los ojos que los miran;

mientras responda el labio suspirando

al labio que suspira;

mientras sentirse puedan en un beso

dos almas confundidas;

mientras exista una mujer hermosa,

¡habrá poesía!

Manuel Acuña

Si supieras, niña ingrata,

lo que mi pecho te adora;

si supieras que me mata

la pasión que por ti abrigo;

tal vez, niña encantadora,

no fueras tan cruel conmigo.

Si supieras que del alma

con tu desdén ha volado

fugaz y triste la calma,

y que te amo más mil veces,

que las violetas al prado

y que a los mares los peces;

tal vez entonces, hermosa,

oyeras el triste acento

de mi querella amorosa;

y atendiendo a mi reclamo,

mitigaras mi tormento

con un beso y un “yo te amo”.

Si supieras, dulce dueño,

que tú eres del alma mía

el sólo y único sueño;

y que al mirar tus enojos,

la ruda melancolía

baña en lágrimas mis ojos;

tal vez entonces me amaras,

y con tus labios de niño

mis labios secos besaras;

y cariñosa y sonriente

a mi constante cariño

no fueras indiferente.

Ámame, pues, niña pura

ya que has oído el acento

del que idolatrarte jura;

y atendiendo a mi reclamo,

ven y calma mi tormento

con un beso y un “yo te amo”.

Registrate y recibe historias positivas


Leave a Reply