el albur mexicano la cultura del doble sentido

El albur es un juego?

En México, el albur es increíblemente otro lenguaje, el que es picante, caliente y sabroso. Pero sólo los más conocedores pueden “alburearse” en un diálogo que muchos no entenderán. Y es que para alburearse, se necesita el doble sentido, lleva implícito el mensaje que no todos pueden captar. “No me agarren fuerte el chiquito por que empieza a chillar”, “No sacudan tanto el chile, que se riega la semilla”, “No sacudas la cuna, que despiertas al niño”, si entendiste el significado oculto de estas frases, ¡Felicidades, seguramente eres mexicano!, y es que las frases mencionadas forman parte del conocido como albur, un juego verbal característico de la cultura mexicana.

Exactamente no se sabe cómo se originó este juego del doble sentido, algunos dicen que surgió durante la conquista para que los indígenas mexicanos pudieran burlarse de los españoles y gachupines con frases que ellos no lograban entender.

el albur mexicano, la cultura del doble sentido
No importa lo grueso sino lo travieso

Con el tiempo estas frases con un significado oculto fueron cambiando y se dice que el albur empezó a utilizarse oficialmente en la época colonial, como una jerga entre los mineros de Pachuca Hidalgo y las personas que visitaban las pulquerías de este lugar.

¿Qué es exactamente el albur?

El albur es un juego de palabras, una frase, que de manera literal significa algo muy normal, pero entre líneas da a entender un significado sexual o erótico.

A pesar de que su significado es directamente sexual, la frase con la que se alburea no debe de llevar groserías o palabras directamente ligadas al sexo, porque a final de cuentas el albur es un mensaje encubierto.

El albur es uno de los tantos elementos de la cultura mexicana, la mayoría de las personas en México aplican frases en doble sentido, no importa su estrato social, nivel cultural o académico. En el albur se utilizan palabras a las que se le pueda dar otro significado, aun así, no llevan groserías o expresiones peyorativas.

Las meras verdolagas del albur 

Cuando te digan que el albur es para gente corriente y sin educación recuerda que a una persona la llevó a impartir un Diplomado de Albures finos promovido por el Instituto nacional de Bellas Artes (INBA), se trata nada más y nada menos que de Lourdes Ruiz.

El albur mexicano: la cultura del doble sentido
No es lo mismo la papaya tapatia que tapate la papaya Tia. Albur mexicano

Oriunda del Barrio Bravo de Tepito, Lourdes Ruiz se coronó como la Reina del albur desde el año 1997, cuando participó en el concurso “Trompos vs Pirinolas”, resultando de 100 participantes la vencedora.

“El albur es un ajedrez mental, no es agresión, es el cotorreo de la vida”, responde Lourdes Ruiz cuando se le cuestiona sobre esta jerga característica del mexicano.

“Es habilidad mental para decir algo, ahorita el albur está confundido, no es la grosería, no es la mentada de madre, eso cualquier tonto lo entiende, pero un albur fino bonito no cualquiera lo entiende” explica la también conocida como una de “Las Siete Cabronas de Tepito”.

A Lourdes también la conocían como La Verdolaga Enmascarada y es que a decir de ella misma “la verdolaga es una planta que se da hasta en las banquetas”, para la Reina del albur, si esta jerga se enseñara en las escuelas públicas de México, el país podría llegarse a convertir en una potencia en otras ciencias, como las matemáticas o la física, ya que el albur es inteligencia, destreza mental, una actividad para la que se requiere activar los dos hemisferios del cerebro.

Lourdes Ruiz también publicó un libro titulado “Cada que te veo, palpito. Una guía básica (y unisex) para alburear”, distribuido por la editorial Grijalbo con 180 páginas llenas de ingenio y relatos que Lourdes descubrió durante su recopilación sobre la historia del albur.

Sin embargo, detrás de La Verdolaga, en México existió otro referente del albur, se trata de Armando Jiménez, autor del libro Picardía Mexicana.

En este escrito, Jiménez recopila todos los detalles de la picardía del lenguaje mexicano, principalmente del albur, para lograr obtener toda esa información, recorrió los lugares con más jerga en México, lugares como cantinas, antros, pulquerías y salones de baile.

No es lo mismo.
No es lo mismo la verdura que verla dura. El albur

Además del albur, Picardía Mexicana recopila diversos modismos, regionalismos, tecnicismos, cuentos, chistes colorados, groserías, palabras de doble sentido, adivinanzas, locuciones, refranes, voces, vocablos, piropos y dichos de la cultura lingüística en México.

Armando Jiménez se convirtió en uno de los autores más leídos gracias a esta obra que apareció por primera vez en 1960. Picardía Mexicana tuvo más de 100 ediciones y más de cuatro millones de piezas vendidas.

¿Si me cayera en un mar de leche, me sacarías?

No se apene y mejor siéntense a seguir leyendo, aunque, si quiere estar parado vaya sacando la lechita o vaya sacándose el café porque esto apenas se pone bueno. 

El albur puede estar presente en variedad de frases, hasta en las menos pensadas, pero para aquellos que aún no dominan este bello arte —porque el albur es un arte, pero de tu arte a mi arte, prefiero mi arte— aquí les dejamos un compendio con las rimas y frases más utilizadas en esto del albur:

  • Te molesto con el chile, es que me agarra lejos
  • Si sientes feo cuando me voy ¿Cómo sientes cuando me vengo?
  • A la larga te acostumbras, pero a la corta nunca
  • ¿A poco tu eres la Virginia del Hoyo?
  • Vamos a Telas Poncho y compramos una Tela de Java Irlandesa
  • Te cabe toda la razón.

Y la lista de albures para hacer sonreír, sigue, ya que es un repertorio amplio, para todo albur hay una respuesta de albur también.

frases de albur
Frases albureras
  • ¿Qué si quiero leche? Mejor sácame un chocolate.
  • ¿No gustas un té de ramo blanco?
  • ¿Quieres un churro pelón o uno con lechera?
  • Yo no soy de Alvarado más bien soy de Jalapa, como quién dice jalaspito
  • ¿Qué prefieres? ¿chupar Melox o masticar Melox?
  • ¿Quieres a Carmela o quieres a Carlos?
  • ¿Si me cayera en un mar de leche, me sacarías?
  •  Pobre pero los frijoles sí te saco
  • Agarra mesa larga y siéntate a comer a gusto.
  • No sabía que te gustaba a ti eso
  • Sácame los mocos que vengo bien agripado
  • Tú papá ya está grande y tu mamá es tacaña


No te sientes, mejor disfrútalo parado

En México es costumbre organizar concursos nacionales de albures y para que no te la dejen caer en seco o te pongan en cuatro caminos, acá te dejamos los simples pasos para competir en todo un duelo de albures:

  1. No se puede insultar directamente al contrincante.
  2. No se pueden utilizar groserías. Quién use una grosería inmediatamente será descalificado.
  3. El albur es un tipo de esgrima verbal, si no respondes en menos de cinco segundos pierdes.
  4. No se puede repetir un verso o albur que ya se haya dicho durante el duelo.

Te lo resumo hasta el final

Para resumir este largo chorizo de la historia del albur te dejamos cinco datos claves de este tema:

  • A pesar de ser una actividad que por mucho tiempo fue exclusiva de los hombres, la máxima figura del albur en México es una mujer: Lourdes Ruiz.
  • Aunque el albur se originó en México, también se practica en muchas regiones hispanohablantes.
  • El uso del albur por mucho tiempo fue considerado como sinónimo de bajo nivel educativo por ser considerado una grosería u ofensa, sin embargo en la actualidad ha sido objeto de estudio y es utilizado por personas de cualquier estrato social y nivel educativo o cultural debido a su complejidad.
  • La liga de la Decencia en México trató de impedir la publicación de Picardía Mexicana, afortunadamente no lograron su cometido.
  • El 1 de marzo se conmemora el día del albur en México.

En México esta actividad es tan popular que si un mexicano te dice que no sabe alburear de seguro te la quiere dejar ir, yo por eso mejor en albures no compito porque me comen el mandado.

Suscríbete a nuestro canal de Youtube, para videos positivos y con información que te puede interesar.

Leave a Reply