Amate y conócete a tí mismo

Conocerse a si mismo y amarse es la esencia de la vida misma.

Cuanto más te ames, menos amor necesitarás, por lo tanto, al no necesitarlo.. No construirás ni sostendrás relaciones conflictivas y tóxicas.

Sólo vendrán a tu vida personas de luz y sabiduría, si no fuera así se marcharán rápidamente. Al no necesitar amor de nadie ni de nada…te expresarás siempre como deseas y seguirás a tu corazón todo el tiempo. Ya que no tendrás miedo al rechazo, al juicio ni a la soledad, ni a la traición, ni a la carencia ni al abandono. Como tu corazón estará lleno de tí sentirás que el mundo es más pequeño. Sentirás que el mundo está dentro de tí y no tú dentro de él.

Todo lo disfrutarás en su justa medida tal cual es, con aceptación, con alegría, con comprensión, con contribución. Saldrás al cine, a cenar, a hacer deporte, otras actividades…pero nada, absolutamente nada te dará un placer mayor que cuando cierras los ojos y sientes ese amoren tu corazón.

Ese amor que te ganaste tras años de sanar y aceptar tus heridas, tras años de permanecer en silencio…de vencer tus miedos, de elegir día con día evolucionar. De eso se trata el camino espiritual, de no distraerte, de sentir ese amor interno en tí…de sentir la libertad y el amor de elegir mejores desiciones para tì y los tuyos. De ayudar, de contribuír, de comprender, de entender de tus propios errores.

Si te distraes, procura sea a plena conciencia y desde el amor.

Leave a Reply